raíces

CONSTRUIR CON MADERA. BREVE GUÍA DE SUPERVIVENCIA (V)

En esta pequeña serie de artículos, os hemos hablado hasta ahora de la madera como material, de sus características y propiedades y también hemos visto un poco los principales productos en madera que podemos encontrar en el mercado.

Ya tenemos la madera, sabemos cómo se comporta y de qué productos disponemos, nos toca entrar en harina y empezar a ver qué podemos hacer con ella.

Como os imaginaréis, podemos hacer de todo. Las opciones que nos ofrece la madera son infinitas, pero como por algún lado hay que empezar nos centraremos, como hasta ahora, en su uso como material estructural.

Imagen 1. Kengo Kuma; Prostho Museum Research Centre, Aichi, Japón. Recuperada de https://www.iconeye.com/images/2014/05/icon089-new-kengokuma-main.jpg

Así que vamos a ver qué tipos de estructuras existen por ahí. Encontraréis distintas clasificaciones de las tipologías estructurales en madera y la que os presentamos a continuación es simplemente la que nos ha parecido más sencilla para ir de lo general a lo particular.

En primer lugar podemos decir que existen tres grandes grupos de estructuras de madera en función de las dimensiones de los elementos que emplean, estas son:

– Estructuras de entramado ligero

– Estructuras o sistemas masivos

– Estructuras de entramado pesado

Imagen 2. Wood Frame Construction Manual, American Wood Council 2012

ENTRAMADO LIGERO DE MADERA

Entramado no es más que un conjunto de piezas lineales que se unen de alguna manera formando un armazón. Este armazón será un elemento relativamente rígido que nos permita resistir las solicitaciones a que esté sometido en nuestro proyecto. Dicho de otra manera, la madera se nos presenta casi siempre en piezas lineales y lo que haremos nosotros será tomar estas piezas y unirlas para crear un elemento superficial resistente.

En España no estamos demasiado acostumbrados a ver estructuras de entramado ligero, sin embargo este es el sistema de construcción en madera predominante (abrumadoramente) en países como Estados Unidos o Canadá, donde constituye su construcción tradicional, con origen en aquello del Balloon Framing.

Se trata de un sistema que se basa en el empleo de muchos elementos lineales de sección reducida (5x10cm, 5x15cm, 5×20…) llamados studs en inglés, que se unen formando armazones estructurales que darán lugar a los muros, forjados o faldones de cubierta. La mayoría de los elementos se unen mediante clavos y se busca no emplear elementos diagonales en muros, por lo que el arriostramiento del sistema se confía a tableros contrachapados que se clavan a ambos lados de las piezas de madera. Es un sistema sumamente interesante, cuyas principales ventajas son la rapidez y sencillez del montaje así como su bajo coste (en los lugares donde está implantado, claro). Como hemos dicho, no es un sistema muy común en nuestro país, así que lo dejaremos aquí de momento.

Imagen 3. Antonio Olivera, vivienda en Vancouver, Canadá.

ESTRUCTURAS MASIVAS DE MADERA

Otro sistema que está cobrando relevancia últimamente gracias a las nuevas capacidades técnicas (como el corte computerizado) y a las posibilidades para la prefabricación que permite, es la construcción mediante elementos masivos de madera. Tal vez habréis escuchado hablar de los paneles de CLT -madera contralaminada- o los paneles de LVL -madera microlaminada- que estamos seguros que darán mucho de qué hablar en los próximos años.

Son paneles macizos de madera, de grosor variable (entre 70 y 350mm) y que pueden alcanzar grandes dimensiones (hasta 4x14m), cortados en taller y que configuran un elemento estructural prefabricado listo para colocar en obra.

La tipología estructural es muy similar a la del entramado ligero, ya que los paneles son elementos superficiales que configuran muros o forjados. Los forjados se apoyan sobre los muros siguiendo un esquema que se deriva del platform framing, es decir, muros de una altura sobre los que se apoya el panel del forjado, que a su vez sirve de base para el apoyo de los muros del siguiente nivel.

De nuevo vamos a pasar de puntillas por este sistema ya que nos gustaría dedicarle un post con el detalle que se merece.

Imagen 4. Construcción con CLT. Recuperada de https://www.finehomebuilding.com/2015/09/16/can-wood-replace-concrete-and-steel-in-skyscrapers

ENTRAMADO PESADO DE MADERA

Llegamos a los sistemas de entramado pesado. Estos sí que estamos más habituados a verlos en España y nos resultan más familiares. Se trata de sistemas que se llevan a cabo mediante elementos lineales de madera pero esta vez de secciones de mayor tamaño, dejándose vistos en muchas ocasiones.

Distinguimos tres tipos:

– Entramados verticales. En este tipo de estructura, las diferentes piezas de madera se traban entre sí para formar un plano vertical estable, los elementos lineales de madera constituyen la estructura portante que en muchas ocasiones se rellena con elementos de fábrica (ladrillo, piedra, cascote, yeso, adobe etc.) que actúan únicamente para arriostrar lateralmente el muro, pero no son portantes.

Seguramente la imagen más común que tengamos de estructuras de entramado vertical son aquellas de fachadas tradicionales de ciertos países europeos. Sin embargo en España también hay tenemos una tradición riquísima en este tipo de construcción, presente en muchos de nuestros pueblos y grandes ciudades en muros de fachada y medianeros. Como generalmente la madera se encuentra oculta muchas veces no somos conscientes de su gran pervivencia.

https://www.lospueblosmasbonitosdeespana.org/castilla-y-leon/mogarraz

– Entramados horizontales o forjados. Como en cualquier sistema de entramado, de lo que se trata es de conseguir una superficie indeformable a partir de elementos lineales, estos elementos serán las vigas, viguetas y entrevigado (estructura de primer orden, segundo orden, tercer orden…) y en función de la disposición de los mismos encontraremos diferentes tipologías.

Imagen 5. Forjado de entramado de madera.

– Entramados inclinados. Como imaginarás son aquellos que forman un plano inclinado y que encontramos habitualmente en cubiertas.

Tipológicamente las podemos dividir entre aquellas que transmiten empujes horizontales a los soportes (cubiertas de pares) y aquellas que no (cerchas o estructuras atirantadas). Las cubiertas de pares están formadas por elementos enfrentados que configuran los faldones y las tipologías tradicionales incluyen las cubiertas de par e hilera, par y nudillo, par y picadero, a la molinera… que veremos con más detenimiento.

Por otra parte las cubiertas mediante cerchas son las que resuelven una luz mediante elementos triangulados. También encontramos múltiples tipos, tanto por su forma geométrica como por el tipo de unión entre elementos de madera.

Imagen 6. Cubierta de cerchas de madera. Recuperada de http://carm.generadordeprecios.info

El conocimiento de las distintas tipologías estructurales es esencial para poder evaluar qué tipo de estructura se adecúa más a nuestras necesidades y a nuestros medios. Los tipos tradicionales son extrapolables en su comportamiento estructural a la mayoría de estructuras que podamos encontrar, por ello os los explicaremos detalladamente en los próximos capítulos de esta guía de supervivencia.

 

Si te ha gustado este artículo, no puedes perderte los números anteriores de la Guía.

*Quizás pueda interesarte también este artículo de Duque y Zamora Arquitectos: PASSIVHAUS Y PREFABRICACIÓN


Editores del post: Maderayconstruccion

Si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.

A su vez, te animamos a seguirnos en las siguientes redes:

Twitter
Facebook
Enrique Parra y Antonio Olivera

Comentar título