raíces

CERTIFICADOS DE SOSTENIBILIDAD: ¿QUÉ VENTAJAS TIENE CONSTRUIR CON MADERA?

La madera es un material clave en la transición del sector de la construcción hacia la sostenibilidad. En este artículo desgranamos las razones por las que la madera puede resultar beneficiosa a la hora de certificar la sostenibilidad de un edificio.

Imagen 1: Bonsai Arquitectos

En las certificaciones de sosteniblidad como Breeam, Leed o Verde, las distintas herramientas de evaluación del edificio se basan en el análisis de una serie requisitos que, agrupados por categorías, pretenden abarcar todos los aspectos que afectan a la sostenibilidad del edificio en su globalidad. En el caso de Breeam, por ejemplo, estas categorías son diez: gestión, salud y bienestar, energía, transporte, agua, materiales, residuos, uso del suelo y ecología, contaminación e innovación. Según si la aplicación del esquema es a una vivienda o a otro tipo de edificio, la incidencia de cada categoría y requisitos mínimos varían.

Como nos dice Jaume Prat,la madera es uno de esos pocos materiales capaces de jugar cualquier rol en la arquitectura,  una idea que llevada al extremo implica que podríamos construir y hacer funcionar un edificio utilizando sólo productos derivados de la madera en un porcentaje muy alto. Pocos elementos se salvarían que no tengan una alternativa en madera… los vidrios, impermeabilizantes… sanitarios y griferías… ¡y poco más!

¿Podríamos entonces evaluar directamente un edificio 100% de madera como excepcional desde el punto de vista de la sostenibilidad? Evidentemente… no. Porque hay otros muchos aspectos que engloban el fenómeno constructivo y que no dependen únicamente de los materiales con los que construimos. Aspectos de índole muy diversa como la calidad de la iluminación, el compostaje, el reciclaje de agua, la disponibilidad de una guía de usuario, presencia de transporte público, la adaptabilidad y accesibilidad, la recuperación de suelo contaminado… por citar sólo algunos ejemplos.

Por otro lado, el proceso de evaluación no tiene en cuenta la apariencia o sinceridad de los materiales, que tal y como nos cuentan desde Mesura en su artículo “Faux-materials” es un aspecto muy importante de la presencia de madera en arquitectura. Los productos son evaluados en base a sus características más objetivas, a su influencia en la huella ambiental y en el ciclo de vida del edificio, a la incidencia directa que tienen en la salud y el confort de sus habitantes.

Imagen 2: Jeanna Berger, Cabaña 72h / JeanArch

ELEGIR MADERA SÍ QUE CUENTA

Pero hay un buen número de requisitos para los que la elección de productos derivados de la madera sí que puede tener una influencia muy positiva en la evaluación. Estos se concentran sobre todo en los siguientes aspectos:

    1. Impacto ambiental de la obra en su entorno inmediato: el uso de piezas prefabricadas, sea estandarizadas o a medida pero con manufacturación previa en taller, ayuda a reducir los tiempos de ejecución y favorece puestas en obra en seco, menos ruidosas y que requieren menos consumo de agua.
    2. Calidad del aire interior: el uso de revestimientos de madera libres de compuestos orgánicos volátiles (COV) como los formaldehidos -tanto en pinturas y barnices como en adhesivos- que contaminen el aire interior
    3. Aislamiento acústico: el uso de estructuras continuas de madera contralaminada (CLT) reduce drásticamente la presencia de puentes acústicos y, combinada con las soluciones constructivas adecuadas, permite superar con facilidad los cada vez más exigentes estándares del CTE yendo más allá de la legislación vigente, que es lo que da puntos al evaluar para una certificación de sostenibilidad [i]
    4. Tasa de emisión de CO2 y envolvente térmica: el uso operativo de energía de un edificio dependerá de lo “positivo” o “nulo” que sea su consumo, lo cual a su vez depende directamente de su diseño como edificio pasivo o de “consumo casi nulo” (ECCN o nZEB). El uso adecuado de elementos continuos de madera en la envolvente térmica de un edificio beneficia la reducción de este consumo por sus características como aislante natural
    5. Tratamiento sostenible del agua en el emplazamiento: la huella hídrica se ve notablemente reducida con el uso de sistemas de construcción de madera frente a otras opciones más tradicionales que muchas veces se basan en el uso del agua como material de construcción
    6. Uso de materiales de bajo impacto ambiental sobre el ciclo de vida completo del edificio: este es uno de los requisitos en los que el uso de madera tiene una incidencia más directa. ¿Alguna duda sobre por qué la madera certificada es de bajo impacto ambiental? Revisa este artículo
    7. Aprovisionamiento responsable de materiales en la obra: el uso de productos derivados de madera certificada permite demostrar que los materiales han sido producidos y adquiridos de forma responsable y sostenible. Aquí tiene un especial reconocimiento el uso de productos derivados de madera reciclada[ii].
    8. Mitigación del impacto ecológico: la ligereza de los sistemas constructivos basados en la madera lleva a un uso más responsable del suelo a través de la introducción de menores cargas, la reducción de secciones en la cimentación y en el caso de cimentaciones por pilotes de madera, a la reducción máxima del impacto con mayores posibilidades de revertir el suelo a estado original.

Algunos de estos ocho puntos los hemos podido experimentar y poner en práctica en obras como el edificio de apartamentos de Calle Cuenca (Granada, 2015), realizada con estructura de madera contralaminada, y con presencia de madera en partidas como los revestimientos interiores de OSB o el suelo flotante de celdillas y tableros de fibras de madera con acabado laminado.

Imagen 3: Bonsai Arquitectos (obra en CLT en el centro histórico de Granada)

LA MADERA COMO ESTRATEGIA

Como defendimos en “Arquitectura sostenible, mejor con madera”, estamos convencidos de la importancia de la madera en la transición hacia un mundo sostenible. Enlazando con las reflexiones de Alventosa y Morell  “Es en este nuevo paradigma de construcciones ecológicas donde la madera va a desempeñar un papel relevante ya que su capacidad aislante, portante, transpirable, y su huella ecológica negativa la convierten en un material único.”

Por eso la conclusión que queremos transmitir es que considerar la madera como estrategia de base al pensar la arquitectura no sólo facilita enormemente la reducción de la huella ambiental del edificio, sino que además permite jugar con ventaja en el caso de aspirar a que un sello de calidad avale el carácter sostenible del edificio. Razones habéis visto que hay muchas y variadas, y no se trata de ir a por todas, sino de saber optar por las más ventajosas para cada caso.

 

[i] Por ejemplo, a fecha de hoy con Breeam se obtienen entre 1 y 4 puntos por una mejora de entre 3 y 10 dBA respecto al mínimo establecido por DB HR Protección frente al ruido según el índice de ruido día y el uso de referencia.

[ii] Este es uno de los requisitos más valorados en Breeam, que otorga hasta 6 puntos por el uso de materiales adquiridos de forma responsable. Para lograr este reconocimiento debemos escoger fabricantes con certificado ISO 14001.

 

Editores del post: Maderayconstruccion

Si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.
A su vez, te animamos a seguirnos en las  redes:
Maderayconstruccion en TWITTER
@Maderayconstruc
 Maderayconstruccion en FACEBOOK
Bonsai Arquitectos
Post relacionados

TRAZAR EN MADERA