raíces

¿POR QUÉ LA MADERA TERMOTRATADA ES TENDENCIA? LAS CLAVES PARA DISEÑAR CON EL MATERIAL DE MODA.

Imagen 1. Fachada de vivienda en madera termotratada. | Fuente y autor de imagen: The Cambium Design.

¿El envase es reciclable? ¿Qué ingredientes lleva? ¿Dónde se fabrica?

Cada día que pasa los consumidores somos más exigentes con los productos que adquirimos. Alimentación, moda, hogar, decoración, arquitectura. En todos los campos de la vida cotidiana buscamos productos sostenibles porque somos más conscientes de la realidad de nuestro planeta y de los problemas que trae consigo el cambio climático.

En el sector de la construcción, responsable del 39 % de las emisiones globales de CO2 a la atmósfera (International Energy Agency. IEA. 2019.), aún tenemos mucho margen de mejora para satisfacer a los usuarios en términos de sostenibilidad.

Cuidar la elección de materiales es uno de los puntos clave que contempla el IEA en su hoja de ruta para descarbonizar el sector de la construcción. Debemos priorizar el uso de materiales constructivos con niveles bajos de carbono incorporado, como la madera.

Hemos visto que es posible rehabilitar estructuras y construir nuevos edificios con estructura de paneles de madera contralaminada, pero la madera es un material tan versátil que también podemos encontrarla formando parte de los acabados exteriores de edificios construidos con otros materiales.

En los últimos años, la madera termotratada lidera el mundo de los acabados exteriores a base de madera: fachadas ventiladas, pavimentos, mobiliario urbano… Pero ¿a qué se debe tanto interés sobre este producto?

Imagen 2. Fachada de madera en vivienda en Formentera. Bosc d’en Pep Ferrer. Arquitecto: Marià Castelló Martínez. | Fuente: m-ar.net. Autor de fotografía: Marià Castelló Martínez.

Madera a la intemperie

La humedad, el sol, la lluvia, el viento y los organismos xilófagos contribuyen a la degradación de la madera, un proceso natural que se produce cuando la madera se encuentra en determinadas situaciones con elevada presencia de humedad. No afecta por igual a todas las maderas: especies como el castaño, el ipé o el cedro contienen extractos naturales que confieren a estas maderas una mayor durabilidad natural frente a los ataques de organismos xilófagos.

A lo largo de los años se han probado distintas estrategias para aumentar la durabilidad de las maderas expuestas a la intemperie, la situación más exigente para la madera. Si la especie de madera no tiene una durabilidad natural suficiente para su uso al exterior tenemos dos opciones:

  • Añadir un producto protector a la madera  madera tratada.
  • Modificar la madera  madera modificada.
Imagen 3. Madera tratada vs. madera modificada térmicamente. Fuente de fotografías base: Gabarró. | Fuente de iconos: flaticon.com. Autor de imagen: The Cambium Design.

Madera tratada vs. madera modificada

A lo largo de la historia, la madera ha sido tratada mediante impregnación con diferentes productos protectores. Este método consiste en incorporar a la madera un producto biocida con un principio activo que causa rechazo a los agentes xilófagos. El inconveniente de este método es que algunas de estas sustancias, además de ser tóxicas para hongos e insectos xilófagos, también lo son para muchos otros organismos.

Imagen 4. Vía de tren con traviesas de madera. | Fuente: Unsplash. Autor: @pjrvs.

Desde la década de 1830, las traviesas y los postes eléctricos se impregnaban con creosota, un producto químico procedente de la destilación de hulla, un tipo de carbón mineral. Con los años se ha demostrado que la creosota es una sustancia carcinógena, puede causar reacciones alérgicas, es tóxica para los organismos acuáticos y existen riesgos ambientales significativos si entra en contacto directo con el suelo o el agua. Por estos motivos, actualmente está prohibida su comercialización en la UE y la creosota no puede utilizarse para el tratamiento de la madera.

Tampoco está permitido el uso de las sales CCA (cobre, cromo y arsénico) y CCB (cobre, cromo y boro) debido a la toxicidad del arsénico y del cromo, y poco a poco se han visto sustituidas por otros compuestos protectores alternativos y menos contaminantes.

Imagen 5. Poste eléctrico. | Fuente: Unsplash. Autor: @neonbrand

Como consecuencia de esta situación, la madera modificada entró en el mercado con fuerza posicionándose como la opción más ecológica para madera al exterior.

Hoy en día, la madera modificada es una alternativa a la conservación convencional de la madera sin necesidad de utilizar aditivos biocidas. Las maderas termotratadas, furfuriladas o acetiladas no son tóxicas en servicio y una vez finalizan su vida útil tampoco generan un residuo que presente riesgos para el medio ambiente o la salud humana.

Como nos contaba Alberto Alonso en su serie de artículos sobre la madera modificada, este producto es el resultado de la interacción entre la madera y un agente químico o físico que permite mejorar alguna de las propiedades del material. Obtenemos un nuevo material con propiedades diferentes.

Imagen 6. Cambio de color en muestra de Pinus brutia Ten. Al aumentar tiempo de exposición y temperatura. | Fuente: Artículo” Effects of theat treatment on calabrian pine wood. Ates et al. 2009”.

En el caso de la madera termotratada, la modificación se produce al someter a la madera a un ciclo controlado de altas temperaturas. Con ello conseguimos:

  • Mejorar la durabilidad de la madera en bruto
  • Aumentar la estabilidad dimensional
  • Reducir las propiedades mecánicas del material: se reduce su densidad, su módulo de elasticidad y su resistencia a flexión

De todos los tipos de modificación de la madera, la madera termotratada es la más extendida debido a la sencillez del proceso de termotratamiento. Se estima que el 73% de la producción total europea de madera modificada le corresponde a la madera termotratada ((3) Jones et al., 2019).

Imagen 7. Volumen de producción anual estimados para los próximos años de los diferentes tipos de madera modificada. | Fuente: (3) Jones et al., 2019. Autor de imagen: The Cambium Design.

Alternativa sin biocidas a las especies tropicales

Además de ser una alternativa ecológica a la madera tratada con productos protectores, la madera termotratada también puede ser un buen sustituto de las frondosas tropicales en situaciones donde se demanda durabilidad y estabilidad dimensional.

Se estima que solo el 30 % de productos de madera tropical de primera transformación introducidos en el mercado europeo durante 2018 contaban con certificados de gestión forestal responsable (probos, 2018). Con estas cifras, se entiende porqué la madera termotratada está ganando terreno a las tropicales. Algunos prescriptores se decantan por la madera termotratada en situaciones donde podría encajar una especie tropical durable porque resulta más sencillo verificar la trazabilidad del producto.

Imagen 8. Selva tropical. | Fuente: Unsplash. Autor: Waren Brasse.

Mayor valor añadido a especies locales

El termotratamiento es una vía para aumentar el valor añadido de especies locales que presentan una durabilidad natural baja frente a ataques de agentes xilófagos. Se abren nuevas posibilidades para utilizar madera sin durabilidad natural suficiente para ser colocadas en situaciones clasificadas como clase de uso 3.2.

Fachadas, pavimentos exteriores, mobiliario urbano, juegos infantiles, piscinas, saunas, gimnasios, embarcaderos. Situaciones en las cuales la mayor parte de las coníferas europeas no se pueden utilizar sin un tratamiento protector adicional.

La materia prima para la elaboración de madera termotratada puede ser madera local fácilmente disponible para el productor. En el norte de Europa, por ejemplo, se han termotratado con éxito especies como el pino, el abeto, el abedul o el álamo.

En España, desde hace varios años existen empresas dedicadas a la fabricación de productos de madera modificada térmicamente con especies de madera como el pino radiata, silvestre, abeto, fresno, roble y eucalipto, algunas de ellas de procedencia local.

Imagen 9. Sauna en vivienda particular en Finlandia. | Fuente: thermoholz.fi. Fotografía: thermoholz.fi

Las 5 claves básicas para diseñar con madera termotratada

Ahora que ya conocemos de dónde viene el éxito del material, vamos a cerrar este artículo con los puntos importantes que se deben tener en cuenta a la hora de diseñar con madera termotratada:

  1. No apta para elementos estructurales

Como hemos visto antes, la modificación térmica mejora la durabilidad natural y la estabilidad dimensional, pero reduce las propiedades mecánicas del material: densidad, módulo de elasticidad y resistencia a flexión.

Aunque es un campo en el que aún se requiere más investigación, se recomienda no utilizar la madera termotratada para elementos estructurales. Toma nota, de momento solo para revestimientos y aplicaciones decorativas.

2. La madera termotratada también se agrisa

Al igual que ocurre con todos los productos de madera, la madera termotratada expuesta a la radiación ultravioleta cambia su color y, con el tiempo, irá cogiendo un tono gris plata. El cambio de color se puede empezar a notar en un periodo de tiempo corto, entre 3 y 6 meses. Si quieres mantener el color original puedes aplicar un acabado con pigmento u otro recubrimiento superficial protector frente a los rayos UV.

3. Las fijaciones, de acero inoxidable

Los fabricantes recomiendan utilizar tirafondos autoperforantes de acero inoxidable aptos para fijar madera. Si el orificio de la fijación está muy cerca del borde de la tabla es recomendable realizar un pretaladro para evitar grietas durante la instalación.

4. Tiene un olor característico

La madera termotratada tiene un olor diferente a la madera natural, más ahumado. Aunque el olor es más fuerte que el de la madera sin tratamiento, no implica un mayor contenido en COVs (compuestos orgánicos volátiles). Las emisiones de COVs de la madera termotratada son entre un 40 % y un 85 % más bajas que la madera sin tratar.

5. Atención al detalle constructivo

Aunque la madera termotratada sea un producto más durable que la madera al natural no vale todo. Es importante cuidar el detalle constructivo del mismo modo que lo haríamos con la madera tratada o sin tratamiento: ventilación, separación del terreno, evitar superficies horizontales…
Recuerda, solo en situaciones hasta clase de uso 3.2.
No se recomienda el uso de madera termotratada en contacto directo con el suelo.

Imagen 10. Fachada de madera en vivienda en Ibiza. Ca l’Amo. Arquitecto: Marià Castelló Martínez. | Fuente: m-ar.net. Autor de fotografía: Marià Castelló Martínez.

REFERENCIAS

  • (1) Artículo en MYC: Madera modificada II. Madera termotratada.
  • (2) 2019 Global Status Report for Buildings and Construction. International Energy Agency (IEA).
  • (3) Wood Modification in Europe: a state-of-the-art about processes, products

and applications. Dennis Jones, Dick Sandberg, Giacomo Goli, Luigi Todaro. Firence University Press. 2019.

  • (4) Les importations de bois tropicaux en europe: à quel point sont-elles durables? Van Benthem et al. Probos. 2018.
  • (5) ThermoWood® Handbook. International ThermoWood Association. 2003.

*Si te ha gustado este artículo no te pierdas las siguientes entradas:

María Sánchez

Comentar título