raíces

#ENMADERA: UNIVERSIDADES MADE IN UK

Un viaje a través de nuevas instalaciones y edificios universitarios que están surgiendo en tierras británicas en coherencia con la nueva “green wave” de la descarbonización. Iniciamos un recorrido por 10 instalaciones universitarias británicas de distinta índole pero con un punto en común: manifiestan su voluntad de sumarse a la construcción un mundo sostenible. Creadas entre 2010 y 2018, veremos cómo desde una diversidad de situaciones y tipologías, podemos considerar el uso de la madera como su leit motiv.

Nuestro punto de partida es el mismo campus universitario donde finalizó el último capítulo de la serie: East Anglia University.

10 Universidades británicas construidas en madera.

Veremos que esta serie de 10 casos que hemos hilado de lo que nos están hablando es de una forma completamente distinta de concebir las instalaciones en las que se desarrolla la vida universitaria. Los edificios tienen una función esencial no sólo en la calidad de la experiencia en sí del aprendizaje o en la salud ambiental, también pueden ser un manifiesto vivo, capaz de encarnar y transmitir de una forma no explícita -e incluso subliminal- los valores en los que se cimienta un mundo descarbonizado.

La calidad de las instalaciones del campus es una consideración clave en las decisiones de muchos estudiantes al elegir una universidad. Los estándares de sostenibilidad son muy altos, y todo esto se ha logrado con un presupuesto desafiantemente ajustado, y un programa muy rápido de 22 meses desde el concepto hasta la finalización “. RG Carter Construction (2)

Y esto da mucho que pensar. ¿Cómo son las instalaciones de la universidad en la que estudias o te has formado? Más allá de la presencia visible del cartel con los cuadraditos de colores… ¿se trata de construcciones y espacios capaces de representar y transmitir la urgencia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible a las nuevas generaciones?

Y ahora sí, iniciamos nuestro viaje. Let’s go!

1. Residencia Blackdale (Norwich, 2016)

CO2 embebido: 2.242 t

Construida de forma casi simultánea al Centro Empresarial, incluye dos de los 12 edificios y conjuntos residenciales donde se aloja la comunidad universitaria de la Universidad East Anglia. La decisión de optar por una solución en CLT se debió en este caso sobretodo a la necesidad de acelerar los tiempos de entrega. El edificio también utiliza la planta de cogeneración de biomasa de la universidad, cuenta con paneles fotovoltaicos y altos niveles de aislamiento e instalaciones de ahorro de agua. El proyecto alcanzó la calificación de “Excelente” de BREEAM, respaldando las políticas ambientales del plan director del campus de la universidad de East Anglia, donde tienen muy claro que es necesario trabajar desde el presente para crear una universidad que sea aún mejor en el futuro. Desde una visión que llaman “Sustainable Ways”, buscan materializar una universidad de triple balance cada vez más resiliente, donde el consumo de recursos es eficiente y la energía autogenerada respalda los objetivos de descarbonización. Esta idea es continuamente desarrollada y respaldada por una comunidad vibrante de investigadores líderes en diferentes áreas, y una brillante cantera de jóvenes graduados que participan de una red de start-ups. (1)

Residencia Blackdale, Universidad de East Anglia. | Fuente: RG Carter Construction (2)

2. Islington Academy (Londres, 2010)

CO2 embebido: 146 t

Construido para reemplazar las instalaciones de la mítica Islington Green School -de donde provenía aquel coro de voces que en 1979 acompañó en “Another Brick in the Wall” de Pink Floyd-, el nuevo complejo, perteneciente al Departamento de Educación de la City of London University, amplía las instalaciones de los años 60, absorbiendo además el antiguo edificio victoriano de una escuela de primaria para alumnos con necesidades especiales. Organizado en torno a un atrio interior, el proyecto se desarrolla con una estructura mixta de 226 m3 de entramado pesado y CLT capaz de salvaguardar el arbolado existente generando cubiertas ajardinadas diseñadas para ser soporte de biodiversidad. El 20% de la energía consumida por el edificio es generada por una instalación fotovoltaica propia, sumada a una caldera de biomasa con pellet de fibra de madera.

Islington Academy, Londres. | Fuente: Archello (3)

3. The Hive (Worcester, 2012)

CO2 embebido: 950 t

La importancia de este edificio radica en su simbolismo, al tratarse de la primera biblioteca universitaria pública del Reino Unido. Se trata de un complejo cultural que aglutina una biblioteca universitaria, una biblioteca pública, los archivos del condado, y un centro de estudios de la historia de Worcestershire. Situado en la proximidad del río Severn, el edificio hace de contrapunto a la catedral en la silueta de la localidad. Su cubierta de CLT conforma una compleja geometría paramétrica que hacen eco del perfil ondulado de Malverns Hills. Sólo la madera estructural en CLT de la cubierta genera un ahorro de más de 2.200 toneladas de CO2 si le sumamos el impacto en carbono del diseño en acero inicialmente previsto. Una buena decisión, sin duda.

Vistas del interior de The Hive en Worcester. Fuente: ArchDaily (4)

4. The Lee Centre (Bath, 2013)

CO2 embebido: 129 t

Reconocido con el RIBA Regional Awards de 2014, se trata del centro de enseñanza de ciencias aplicadas del Ralph Allen School campus. La estructura contiene cuatro salas articuladas en pares en torno a un espacio en doble altura que alberga una sala de estudio. Esta serie de espacios abiertos y flexibles buscan crear un estilo de enseñanza universitaria basada en el aprendizaje autónomo, en oposición al modelo tradicional. Ubicado en un entrono urbano patrimonial, junto a un yacimiento arqueológico, el uso de materiales de bajo impacto medioambiental era esencial. La estructura de CLT, cuyo montaje de 4,5 semanas se produjo en plena nevada, está parcialmente embebida en el paisaje, produciéndose el acceso mediante rampas que llevan al primer nivel de la galería.

The Lee Centre, Bath. | Fuente: The RIBA Journal (5)

5. The Arcadia Nursery (Edinburgo, 2014)

CO2 embebido: 173 t

El centro infantil Arcadia forma parte de la Universidad de Edimburgo, siendo un servicio destinado a 113 pequeños de entre 6 semanas y 5 años, hijos e hijas de personal y estudiantes del campus. El proyecto arquitectónico responde al proyecto educativo basado en el juego libre y en la no-separación por grupos de edad. Tres salas de juego, definidas por tres volúmenes trapezoidales diáfanos, están conectadas por un espacio central, conteniendo espacios intencionalmente caóticos, pensados para provocar el juego, la socialización y la creatividad. Los paneles de CLT quedan expuestos, aportando un interior cálido y agradable al tacto.

The Arcadia Nursery, Edimburgo. | Fuente: Archello (6)
The Arcadia Nursery, Edimburgo. | Fuente: Archello (6)

6. Business School (Essex, 2015)

CO2 embebido: 169 t

Business School (Essex, 2015). | Fuente: bkstructures (7)

El Essex Business School se sitúa en un contexto de zonas verdes de las afueras de Essex, en colina sobre un estuario. La nueva escuela de negocios forma parte de un campus fundado en los 60, representando la puerta de entrada a un nuevo parque universitario de centros de investigación. El programa del edificio de tres plantas incluye un aulario, un auditorio de 250 plazas y un jardín de invierno que funciona como vestíbulo de entrada y espacio de encuentro, con diversas zonas de cafetería, estudiantes, personal y visitantes

El enfoque sostenible y “net-zero carbon” del Proyecto queda patente a todos los niveles, habiendo obtenido el nivel Excelente en BREEAM: desde su integración paisajística, orientación solar y diseño pasivo hasta llegar a la elección de los materiales. Diseñado como un gran reloj de sol, el núcleo del jardín de invierno conforma un anillo interior orientado hacia el mediodía, creando un gran espacio amortiguador bioclimático que atempera el funcionamiento energético del edificio cual invernadero.

Business School (Essex, 2015). | Fuente: bkstructures (7)

Los diferentes volúmenes del edificio están conformados por una hermosa estructura de entramado pesado de madera laminada curvada “glulam frame”, completada con forjados, cubierta y envolvente en CLT.

7. GSK Centre for Sustainable Chemistry (Nottingham, 2016)

CO2 embebido: 1.227 t

GlaxoSmithKline Centre for Sustainable Chemistry (Nottingham, 2016). | Fuente: fairhursts.com (8)

El propósito de este proyecto era muy claro desde su comienzo: crear un laboratorio de investigación que no produjera impacto ambiental a lo largo de todo su ciclo de vida completo, y en ninguno de los gases de efecto invernadero. Las decisiones-clave para lograrlo han sido: el uso de una estructura de madera, asociado a un sistema de ventilación pasiva de alta eficiencia, y la instalación de placas fotovoltáicas en todo el faldón sur del edificio. Y la “prueba del 9” de que este objetivo se ha logrado es la doble certificación del edificio con los sellos BREEAM Outstanding y LEED Platinum.

Construido en base a un núcleo estructural “glulam frame”, de entramado pesado de madera laminada, estabilizada con refuerzos transversales de perfilería de acero que funcionan como arbotantes, transfiriendo los empujes a la cimentación de columnas de grava “vibro stone”. Esta solución permite limitar muchísimo el uso de hormigón armado, y sólo es viable gracias a la ligereza de la estructura de madera. La solución constructiva se completa con forjados, cubierta, particiones y envolvente en CLT.

GlaxoSmithKline Centre for Sustainable Chemestry (Nottingham, 2016). | Fuente: fairhursts.com (8)

El proyecto logró el coste en carbono más bajo posible para su situación entonces, el CO2 embebido en la madera, sumado a la producción local de energía renovable compensa el impacto producido por instalaciones de climatización eficiente y el proceso constructivo, siendo capaz además de aportar excedente a la red. Según el cálculo del Coste de Ciclo de Vida, todo el impacto ambiental producido por el edificio será compensado a los 25 años de funcionamiento, produciendo a partir de entonces un impacto positivo en el planeta.

8. Oculus Teaching Building (Warwick, 2016)

CO2 embebido: 775 t

Oculus Teaching Building (Warwick, 2016). | Fuente: structuraltimber.co.uk (9)

Situado en la zona social del campus de la Universidad de Warwick, el Oculus Centre es la primera de sus instalaciones dedicada exclusivamente a la enseñanza, y disponible para el conjunto de los departamentos. El edificio está situado de una forma accesible y visible desde todas las direcciones, con los espacios de enseñanza en planta baja abiertos hacia las terrazas.

En total, 1.400 nuevas plazas para estudiantes, organizadas entre dos series de aulas y seminarios para grupos de entre 30 y 100 alumnos, situadas las dos alas del edificio, y dos salas de conferencias, alojadas bajo la bóveda formada por una gran estructura de madera de madera laminada en arco. La generosidad de los espacios de circulación que fluyen alrededor de las salas de conferencias, apoyados por la presencia estratégica de la cafetería, buscan fomentar zonas de contacto informales, a modo de ágora.

Este espectacular “glulam timber roof”, unido a la transparencia de su fachada, aporta al edificio una poderosa presencia en su contexto, que resulta reconocible por su estética evocadora de un mundo cero-carbono. El edificio, certificado BREEAM Excelente, resulta coherente con los criterios de diseño del masterplan del campus, haciendo gala de una paleta de colores cálidos y materiales naturales, con líneas de diseño orgánico que busca transmitir la idea de transparencia y permeabilidad.

9. Ely Boathouse (Cambridgeshire, 2017)

CO2 embebido: 122 t

Ely Boathouse (Cambridgeshire, 2017). | Fuente: baynesandmitchell.co.uk (10)

Viajamos ahora hacia una zona de alto valor ecológico. Se trata de un embarcadero situado en la llanura aluvial del río Gran Ouse a su paso por el municipio de Ely, en Cambridgeshire. El Ely Boathouse representa la colaboración entre tres de los afamados clubes de remo de la Cambridge University, favoreciendo nuevas relaciones cruzadas entre la comunidad universitaria. Por razones obvias, se trata de un proyecto que requería de un cuidado exquisito tanto en criterios de sostenibilidad como de integración paisajística. 

Otro condicionante-clave del proyecto es la variabilidad del nivel del agua en una zona inundable, algo muy a tener en cuenta en la situación de cambio climático que se nos avecina en las próximas décadas, y más aún en zonas especialmente sensibles como esta. Desde esta premisa, el objetivo del proyecto es crear una instalación que logre funcionar como parte del sistema fluvial de la llanura, estando bien enraizada en el emplazamiento.

Ely Boathouse (Cambridgeshire, 2017). | Fuente: baynesandmitchell.co.uk (10)

La cubierta papirofléxica está confirmada por paños de CLT sobre una base estructural de vigas de acero, que a su vez se posan sobre muros de ladrillo reforzados con cemento. La compleja geometría requirió un cuidado modelado 3D y un corte CNC de alta precisión, que hizo posible el veloz ensamblaje en obra. El movimiento de la geometría de pliegues de la cubierta ayuda a romper la silueta, reflejando las bandadas de aves que sobrevuelan el río. 

10. National Automotive Innovation Centre (Coventry, 2018)

CO2 embebido: 1.379 tFOTO

National Automotive Innovation Centre (Coventry, 2018). | Fuente: Arup (11)

El Centro Nacional para la Innovación Automovilística, conocido como el “NAIC Centre, aglutina elementos diversos asociados al diseño industrial, siendo una fusión de escuela de negocios con centro de investigación en diseño y testado de producto, centro de estudios de posgrado y además, por si fuera poco, espacio expositivo. La zona de laboratorios de investigación, lejos de estar concebida a modo de cubículos estancos, se articula de forma abierta a lo largo de cuatro plantas conectadas por un atrio interior cuajado de zonas pensadas para el encuentro casual.

Ubicado en el contexto del campus universitario de Coventry, está articulado en dos zonas diferenciadas: un edificio interior ensimismado a modo de “sanctum”, colindante a una zona de carácter extrovertido, que hace las veces de escaparate y sala de exposiciones. Con el objetivo de mostrar al mundo la tecnología y productos del futuro, el programa arquitectónico está pensado a modo de “incubadora de ideas”, fomentando la colaboración activa multidisciplinar.

La cubierta resulta ser lo más distintivo del edificio, unificando los distintos ámbitos de distinto carácter abierto y cerrado, desde un solo gesto. Se trata de una estructura mixta en malla conformada por elementos de CLT, glulam y acero. La envolvente está formada por cajones de madera de CLT, glulam  y OSB, rellenos de fibra de madera. La sostenibilidad del edificio ha sido reconocida con el sello BREEAM Excelente.

National Automotive Innovation Centre (Coventry, 2018). | Fuente: Arup (11)

Elegir que sea #EnMadera sí que cuenta

Así finalizamos este revelador recorrido por 10 ejemplos que muestran la clara apuesta de la arquitectura universitaria británica por la madera como garante de sostenibilidad, y símbolo de la descarbonización del llamado “mundo civilizado”. Efectivamente, hemos visto cómo en las instalaciones dedicadas a la enseñanza y la investigación en Reino Unido se evidencia una fuerte asociación nada casual entre el uso de madera en estructuras, envolventes y acabados, y la presencia de certificaciones de sostenibilidad y salud como BREEAM, LEED o WELL, con un claro dominio de BREEAM en este contexto, seguramente por tratarse de un sello de origen británico.

Como desarrollamos en un artículo anterior, optar por sistemas constructivos basados en productos de madera trazable y certificada, es algo muy positivamente reconocido y valorado por los diferentes sellos de certificación internacionales. 

Desde nuestra experiencia no sólo como taller de arquitectura, sino también como asesores para certificación, vemos que en el caso de proyectos concebidos con madera, este reconocimiento es algo que llega como consecuencia de haber tomado una decisión tan clara como esta desde la concepción misma de la idea. No se trata de algo añadido para “rascar puntos”, sino de una apuesta visionaria que suele formar parte del propósito de la promoción o iniciativa. 

Los beneficios de pensar en madera no se circunscriben sólo a la categoría de “materiales”, sino que tienen consecuencias a nivel sistémico en todas y cada una de las categorías ambientales que afectan a la salud de las personas y a la sostenibilidad del planeta.

Y esto es algo que no sólo tienen claro en UK. Como iremos viendo, se trata de una ola verde que actualmente se está extendiendo por todo el mundo. Eso sí, a distintas velocidades. En la próxima entrega de #EnMadera continuaremos este interesantísimo periplo de descubrimientos. 

· Fuentes

(1) https://www.uea.ac.uk/

(2) https://www.rgcarter-construction.co.uk/project/barton-hickling-house/

(3) https://archello.com/project/city-of-london-academy-islington

(4) https://www.archdaily.com/225962/the-hive-feilden-clegg-bradley-studios

(5) https://www.ribaj.com/buildings/the-lee-building-ralph-allen-school

(6) https://archello.com/project/arcadia-nursery-university-of-edinburgh

(7) https://www.bkstructures.co.uk/case-studies/essex-business-school

(8) http://fairhursts.com/project/the-glaxosmithkline-centre-for-sustainable-chemistry/

(9) https://www.structuraltimber.co.uk/project-profiles/the-oculus-university-of-warwick/

(10) https://www.baynesandmitchell.co.uk/ely-boathouse.html

(11) https://www.arup.com/projects/national-automotive-innovation-centre

(12)    Los datos sobre el CO2 embebido son presentados en la publicación: “100 Projects UK CLT” (Waugh Thistleton Architects, 2018)


*Si te ha gustado este artículo, no puedes perderte el primero de la serie #Enmadera :

Bonsai Arquitectos

Comentar título