raíces

CAMONES A TESTA Y CONTRACAMONES. SOBRE ESTRUCTURAS DE MADERA I.

Este artículo inaugura una serie sobre estructuras de madera.

Llevo tiempo pensando e intentando redactar un texto introductorio sobre estructuras de madera que explique y clasifique su variedad y tipología y, exponiendo los motivos de porqué las considero el elemento que más innovación espacial aporta a la arquitectura contemporánea en madera, pero todos estos temas y opiniones necesitan un desarrollo y una reflexión que he sido incapaz de condensar en pocas palabras y he ido encadenando páginas y páginas de borradores fallidos.

Como no quiero cesar en el empeño de escribir sobre ellas, por las que siento auténtica debilidad, voy a comenzar por artículos parciales y quizás, por acumulación de casos y detalles, terminaré escribiendo sobre asuntos más genéricos.

Fig 01: Detalle de la unión de piezas en la parábola de la Nau Gaudí. Foto: http://www.portalgaudi.cat/fr/immeubles/nau-gaudi-de-mataro/ Detalle de unión piezas en los arcos de Santa Caterina. Foto: Fermina Garrido.

Estas dos imágenes pertenecen a detalles de uniones de dos estructuras de madera, el primero a la de la nave de Mataró, “la Nau Gaudí” primera obra construida de Antoni Gaudí en 1883, recientemente rehabilitada por Manuel Brullet Tena y Alfonso de Luna y el segundo a los arcos del mercado de Santa Caterina proyectados por Enric Miralles y Benedetta Tagliabue, el ingeniero estructural José María Velasco Rivas y construidos por Fermín Garrido Pérez en 2003.

Ambas suponen una transposición de detalles constructivos del pasado al presente.

Gaudí levanta la nave mediante unos arcos parabólicos construidos cada uno con tres láminas de madera. Cada lámina se forma por piezas trapezoidales unidas por su testa, que siguen la línea de fuerza de la parábola. Las piezas alternan los puntos extremos y medios en sucesivas capas ancladas por pernos.

Esta forma de construir, muy innovadora para su época, sigue sin embargo las indicaciones que daba en su tratado Philibert de l’Orme en 1561 de camones a testa y contracamones. Gaudí modifica el arco de medio punto típico de estas estructuras por el arco parabólico o catenario. [I]  Los camones son tablas, cañas o listones que forman una bóveda sin necesidad de curvarse y se empleaban en la construcción europea desde muy antiguo.[II]  Solucionan de una manera económica la construcción de bóvedas sin necesidad de grandes escuadrías. Gaudí une los camones con pernos, y no con piezas encajadas como hacía De l’Orme. Además mantiene la forma trapezoidal de estos, no dedicando más trabajo del necesario a la estructura de esta nave fabril.

Fig 02: Entre los detalles constructivos del dibujo de los lucernarios observamos el trazado de los dos arcos Caterina y Domenech y su posición en las naves de sección variable. Son dos de los arcos más complejos en su directriz, ya que aúnan en una misma pieza curva y contracurva de radio muy cerrado y cambio total de curva a recta. Dibujo tomado de la revista El croquis nº144. Trazado del arco parabólico de la nave en Mataró. Dibujo tomado de la página web de los arquitectos que realizan la rehabilitación.

Miralles-Tagliabue retoman la idea de los camones y contracamones para ejecutar el conjunto de las bóvedas de madera irregulares del Mercat de Santa Caterina.

La línea de forma se transforma en cada arco y, como afirman los ingenieros de estructura, ninguno de los arcos tiene la misma geometría. En sentido estricto, no podría hablarse de arcos, sino más bien de vigas curvas, unas de ellas biarticuladas y otras triarticuladas.[III] 

Cada arco se forma con la unión de nueve a trece láminas. Cada lámina tiene un número variable de piezas trapezoidales según su forma. Frente a los trapezoides de Gaudí que no se unían por la testa, sino que se unían a la lámina intermedia con los pernos, los de Miralles-Tagliabue se encolan con una unión tipo “finger joint”, de esta manera cada lámina es autoresistente. Las láminas contrapeadas se encolan para formar el conjunto.[IV]  A la construcción tradicional de maderas pequeñas ensambladas le unen el encolado con resinas actual. Los trapecios se lijan para dar el acabado en arco, siendo su apariencia final más parecida a aquellos arcos dibujados por de l’Orme que a los ejecutados por Gaudí.

Fig 03: Página con imagen del libro Nouvelles inventions pour bien bastir et a petits frais de Philibert De l’Orme. http://architectura.cesr.univ-tours.fr/Traite/Images/Masson643Index.asp

Concluimos remarcando dos ideas, la primera, que la transposición de detalles que citábamos al comienzo del artículo establece una ideación de nuevas maneras de construir vinculadas a nuevas maneras de pensar el espacio. Y, la segunda, que la innovación en las estructuras de madera no se produce mediante grandes cambios, sino con pequeñas invenciones y hallazgos.

 

[I] Sobre las parábolas en Gaudí. http://oa.upm.es/30203/1/Huerta_2013_El_calculo.pdf

[II] Esta manera de construir ya se utilizaba cuando se escribió el Vitruvio y es recurrente en la construcción europea. En el artículo de Pedro Hurtado Valdez se hace un recorrido por ellas. http://oa.upm.es/4791/2/HURTADO_ART_2009_02.pdf

[III] Ya que su trazado dista de responder “por la forma” al trabajo que hace un arco y es que no trabaja a esfuerzos axiales nítidos, sino a flexocompresiones. http://www.apta.com.es/pdf/Jornada%202004/robert_brufau.pdf

[IV] Está detallado el proceso de construcción aquí: http://infomadera.net/uploads/articulos/archivo_4824_19210.pdf

 

 Editores del post: Maderayconstruccion

Si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.
A su vez, te animamos a seguirnos en las  redes:
Maderayconstruccion en TWITTER
@Maderayconstruc
 Maderayconstruccion en FACEBOOK
Fermina Garrido
Post relacionados

Comentar título