raíces

ARQUITECTURA EFÍMERA EN MADERA

Entendemos por arquitectura efímera aquella que no tiene una duración prolongada en el tiempo ni vocación de perdurar. La arquitectura efímera siempre ha estado relacionada a la historia de la arquitectura, la hemos visto ligada a escenografías, decorados, eventos o a actos puntuales. En la actualidad esta práctica, está principalmente relacionada al espacio público, a la participación, a la experimentación y, por qué no, a lo lúdico.

La arquitectura efímera tiene muchas ventajas; es reversible, puede volver a su punto de origen o partida; es flexible y versátil, puede cambiar y transformarse con facilidad adaptándose a las necesidades de cada momento; puede llegar a ser desmontable, transportable y utilizada en otro lugar; también puede ser de fácil construcción, pudiendo ser auto-construida y en la mayor parte de las veces su coste es más reducido que el de una construcción permanente.

El aspecto que más nos interesa y nos gusta de esta arquitectura, es su facilidad para convertir un espacio en algo lúdico y propiciar la experimentación. Como acertadamente apunta Diogo Aguiar, “el concepto de la arquitectura lúdica se remite implícitamente a la articulación entre la arquitectura, la educación y el recreo y diluye los límites entre el arte, la arquitectura y la vida cotidiana”. Establece un diálogo entre ciudad y ciudadanos reforzando la cohesión social y el sentido de comunidad. Invita al juego y da pie a la posibilidad de nuevas actividades y comportamientos. Dota de vida al espacio público de las ciudades, despertándonos la curiosidad, invitándonos a salir a la calle y a dejarnos sorprender.

Dando la razón a LIQE Arquitectura en su artículo, es necesario crear “espacios de calidad…con materiales naturales que fomenten el aprendizaje y el juego. Descubrir el mundo palpando, investigando, experimentando… a fin de cuentas, jugando. Es una experiencia que no debemos negarle a la infancia”, y no sólo a la infancia, sino al conjunto de la población.

A diferencia de un elemento permanente, lo efímero ofrece la posibilidad de probar diferentes usos y dinámicas sociales, se puede utilizar como una estrategia de planeamiento tentativa, para provocar espacios de ensayo. No necesita un programa previamente definido y permite múltiples derivas.

El diseño de arquitectura efímera puede realizarse de forma colaborativa, con la población del barrio o usuarios del espacio implicados: recogiendo sus puntos de vista, sus experiencias y dando forma a sus voluntades o deseos. Haciéndoles parte del proceso y creando ese sentimiento de pertenencia nos aseguraremos el cuidado y cariño a la intervención o al cambio realizado.

En la actualidad, se están desarrollando festivales periódicos de arquitectura efímera tanto a nivel nacional como internacional. Hemos seleccionado dos ejemplos cuyo material de construcción principal es la madera.

La madera es un material óptimo para este tipo de arquitectura: es ligera, es económica y es natural, que despierta diferentes sentidos con su olor, textura y colores. Al tratarse de arquitectura efímera permite experimentar e innovar con nuevas técnicas constructivas, entendiéndose como una experiencia didáctica o como una oportunidad inventiva que a posteriori pueda tener aplicaciones futuras.

Festival Concéntrico

A nivel nacional destacamos Concéntrico, el Festival Internacional de Arquitectura y Diseño de Logroño. Este evento invita a recorrer la ciudad mediante instalaciones, exposiciones, encuentros, actividades y performances que crean una conexión entre espacios (sedes, plazas, calles, patios y espacios ocultos) que habitualmente pasan desapercibidos en su día a día. Dentro del festival se construye un pabellón central y diversas instalación, aparte se organizan visitas guiadas, charlas y exposiciones para reflexionar sobre la ciudad.

El pabellón, que es el hito o sede principal del festival, y las instalaciones urbanas salen a concurso público cada año. La única premisa es la utilización de paneles de madera GARNICA, en concreto de treinta nueve tableros de contrachapado.

Figuras 1-2. Caja Mágica. Pabellón de información en la plaza Escuelas Trevijano durante Concéntrico 01 realizado por Octavio Pérez Monfort. Imágenes de Rafael Lafuente. http://concentrico.es/

Festival Archdacha

Otro ejemplo internacional es el FESTIVAL ARCHDACHA, un evento de arquitectura donde niños y adultos exploran, diseñan y construyen conjuntamente.

Se fundó en el año 2015, en un lago cerca de San Petersburgos, (Rusia). El festival atrae a arquitectos, artistas, pensadores y otros creativos interesados en colaboraciones innovadoras y en el trabajo con la infancia.

Figura 3. Imagen extraída de: http://archdacha.ru/

Los participantes no sólo diseñan y construyen estructuras de madera sino que juegan, actúan e interactúan de diversas maneras en la naturaleza.

Las investigaciones experimentales realizadas a partir de este festival muestran como el diseño y construcción colaborativa en el que la infancia está involucrada, tiene un mayor potencial a la hora de plantear el diseño del espacio público.

Figura 4. Imagen extraída de: http://archdacha.ru/

Los niños y niñas están activos en el proceso de aprendizaje y los profesionales encuentran nuevas formas y perspectivas para el diseño.El proceso de construcción es muy eficiente, los espacios construidos promueven la interacción social y generan vínculos emocionales y sociales entre sus usuarios y participantes.

Figura 5. Imagen extraída de: http://archdacha.ru/

Festival BBK Live

En otras ocasiones la arquitectura efímera acompaña a festivales de música como en el caso de BBK Live en Bilbao. En la edición 2016-2017 contó con la intervención de Zuloark y Viuda de Ramírez, que acondicionaron distintas áreas diseñaron y produjeron elementos de atrezzo, señalética, áreas de descanso, stands…

Figura 7. Imagen extraída de: http://zuloark.com/es/portfolio/bbk-live-2016-2017-es/

Dichas construcciones fueron realizadas en madera, en un parque natural cercano a la capital bilbaína, que durante todo el año sirve de espacio de recreo, paseo y pasto, y que, durante tres días en verano se transforma en el espacio “Basoa” para albergar el festival.

Figura 8. Imagen extraída de: http://zuloark.com/es/portfolio/bbk-live-2016-2017-es/

Como anteriormente citábamos, las construcciones de estos festivales tienen en cuenta la sostenibilidad, la estandarización y sobre todo la facilidad de instalación y desmontaje, pudiendo ser construidas y reutilizables en otros lugares.

Esta es la magia de la arquitectura efímera, que se va por arte de bilibirloque, casi sin despedirse, durando siempre menos de lo que nos hubiese gustado, pero regalándonos siempre un aprendizaje, cambiando nuestra forma de ver y mirar un espacio y dejando un recuerdo de la experiencia vivida.

 

 Editores del post: Maderayconstruccion

Si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.
A su vez, te animamos a seguirnos en las  redes:
Maderayconstruccion en TWITTER
@Maderayconstruc
 Maderayconstruccion en FACEBOOK
AJO Taller

Comentar título