EL BAMBÚ ATERRIZA EN LA COSTA TROPICAL
raíces

EL BAMBÚ ATERRIZA EN LA COSTA TROPICAL

Hace 5 años saltaba la noticia en los medios (1) sobre el arranque de un proyecto piloto de la Universidad de Granada para el cultivo experimental de bambú leñoso en el clima subtropical de Motril. Esta iniciativa pionera se suma al creciente interés que suscita la siempre sorprendente planta del bambú, situándola actualmente en el punto de mira por las posibilidades que ofrece como material de construcción sostenible en la era de la descarbonización.

¿El bambú… es madera?

Se trata de una de las preguntas más inmediatas que se presentan cuando hablamos sobre la construcción con bambú. Efectivamente, el llamado “acero vegetal” no se considera propiamente como un tipo de madera -al provenir de una planta, y no de un árbol, y eso a pesar de que en su variante leñosa puede alcanzar hasta los 25 metros de altura. 

Mientras que el tronco de un árbol se compone de una estructura tubular concéntrica de fibras de celulosa unidas con lignina y hemicelulosa -junto con resinas, ceras y otras sustancias, el bambú presenta una estructura tubular hueca con una anisotropía mucho mayor en su composición, siendo mayormente celulosa en dirección longitudinal y principalmente lignina en la transversal. 

Mapa de distribución de la subfamilia bambusoideae. Fuente: Wikipedia Commons
https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=129361&utm_source=substack&utm_medium=email

Los bambúes, conocidos científicamente como la subfamilia bambusoidae (2), son plantas – que pueden ser tanto herbáceas como leñosas, presentes de forma natural en todos los continentes a excepción de Europa y la Antártida.  Particularmente, encontramos bosques de bambú en amplias regiones de Asia, África subsahariana y América. 

En la cultura asiática se trata de un cultivo venerado como uno de los “cuatro nobles” (3), con aplicaciones en sectores tan diversos como la alimentación, la medicina, la construcción, la manufactura o la producción de energía. 

Como material de construcción sus aplicaciones son tan variadas y versátiles como sucede con la madera, desde elementos estructurales (4) como vigas, columnas, muros portantes, forjados y pórticos de rollizos de bambú, uniones… hasta revestimientos -aquí se pone en juego las diferentes cualidades que presenta el tallo desde el rizoma a la copa, pasando por cepa, basa y varillón. 

Y si lo ponemos en juego con otros materiales biodegradables como la madera, la caña, las balas de paja o el barro cocido o crudo, presenta un potencial inexplorado a día de hoy, muy prometedor especialmente desde el enfoque de la construcción ecológica y la bioconstrucción.

Autor: Bamba + de Teresa + González. Fotografía: JAG Studio. Fuente: metalocus.es
https://www.metalocus.es/es/noticias/cabanon-dlpm-por-bamba-de-teresa-gonzalez

Flexible como el bambú

La geometría tubular hueca estructurada en nudos de los tallos de bambú parece ser el secreto de sus principales capacidades: flexibilidad, ligereza, captación de C02, adaptación al medio y rápido crecimiento. 

Pero hay otra característica no tan aparente pero aún más interesante que explica la gran flexibilidad del bambú: la anisotropía en su composición. La celulosa longitudinal le aporta fuerza y resistencia, mientras que la lignina transversal es la razón de su gran flexibilidad mecánica. 

Se trata en realidad de un sistema hidráulico de enorme eficacia, ya que todo en el bambú está diseñado para absorber e impulsar agua desde la tierra hacia el cielo. En el Estudio solemos decir con cariño que se trata de una especie herbácea tan singular como el propio oso panda, que se alimenta únicamente de sus tallos. (5)

Algo que tienen en común las 1640 especies de bambú catalogadas por la Organización Internacional INBAR en 2018, es que se trata de las plantas de crecimiento rápido que presentan un sistema de raíces más robusto, convirtiéndolas en una opción óptima a la hora de recuperar tierras cultivables degradadas o que se hallan en suelo inestable o sometido a erosión por diversas causas. 

En efecto, el sistema de raíces del bambú se estructura partiendo de rizomas bulbosos desde los que parte una red de raíces que interconectan los distintos tallos, creando una plataforma con gran capacidad de retención del agua. A esta cualidad, sumamos su rápido crecimiento -con ciclos de apenas 4 años, que permite obtener resultados en un plazo realmente corto.

Imagen que contiene heno, pasto, agua, parado

Descripción generada automáticamente
Imagen: Estructura subterránea de bambú cespitoso. Fuente: www. centro-jardineria.es

Bambú en la Costa Tropical 

Hace 5 años saltaba la noticia en los medios (1)  sobre el arranque de un proyecto piloto para el cultivo experimental de bambú en clima subtropical. Inicialmente, se arrancó un huerto piloto de 700 m2 en el Centro de Investigación Agrícola de Caja Rural en La Nacla, en Motril, Granada, al que posteriormente se sumaría una segunda plantación experimental bajo el patrocinio de la empresa agroalimentaria local La Huerta Xpaña.

Este proyecto persigue los siguientes objetivos: 

  1. Estudiar la viabilidad de la especie de Bambú como cultivo alternativo en la costa tropical de Granada.
  2. Caracterizar las propiedades del Bambú (compresión, tracción, flexión, resistente a agentes externos) para su posible aplicación como material de construcción en distintas fases.
  3. Impulsar la puesta en marcha del cultivo de bambú a escala regional, desde una red de productores que aglutine agricultores, empresarios e instituciones locales.

Investigadores de la Universidad de Granada -entre los que se encuentran Ana Mª Cruz Valdivieso y Antolino Gallego Molina, son los responsables de la supervisión y asesoramiento científico para el desarrollo de los cultivos, incluyendo la selección de plantones tanto autóctonos importados. 

Con la finalidad de demostrar la viabilidad de una variedad de especies de bambú, el proyecto partió de dos especies diferenciadas (Bambusa vulgaris vulgaris y Bambusa vulgaris vittata), logrando un crecimiento óptimo de 10 m de altura y entre 5 y 8 cm de diámetro en 5 años. Incrementalmente, se han ido introduciendo 9 especies más, cuyos resultados se encuentran actualmente en estudio -ya que se requiere un mínimo de 4 años de desarrollo.

También como resultado del proyecto, Alba Fernández, investigadora del equipo recientemente se ha doctorado en Ingeniería Civil por la Universidad de Granada con  una tesis basada en la caracterización mecánica del bambú. (6)

Imagen portada: Villa Gran Muralla , Pekin
Fuente: arquitecturaviva.com
Autor:  Kengo Kuma

Con este artículo hemos querido abrir boca sobre todo lo que nos trae el apasionante mundo de la construcción con bambú. ¿Os interesa que continuemos desgranándolo en próximos artículos? Esperamos vuestros comentarios 😊

REFERENCIAS

1 https://revistamercados.com/estudian-la-viabilidad-del-bambu-cultivo-alternativo-la-costa-tropical-granada/

2 https://es.wikipedia.org/wiki/Bambusoideae

3 https://es.wikipedia.org/wiki/Los_cuatro_nobles

4 Actualmente el cálculo de estructuras de bambú está regido por las normas internacionales ISO 22157:2019 “Bamboo structures — Determination of physical and mechanical properties of bamboo culms”  y la ISO 22156:2004 “Bamboo – Structural design” 

5 https://www.youtube.com/watch?v=gviaKNGvtsk

6 Tesis Doctoral de Alba Fernández “Estudio del bambú y su uso en la construcción. Caracterización mecánica.” (Universidad de Granada, 2022) disponible en este enlace: https://digibug.ugr.es/handle/10481/75423

Editores del post: Maderayconstruccion

Si te gustó el post, estaría genial que la compartas en tus redes sociales.

A su vez, te animamos a seguirnos en las siguientes redes:

Twitter

Facebook

Instagram

Comentar título