raíces

CONSTRUIR CON MADERA EN 12 HASHTAGS

Nuestra relación con el uso de la madera en la arquitectura comenzó a raíz de un viaje a Finlandia. Allí conocimos en directo la obra de Aalto y las maravillosas aportaciones en términos de contextualización, tradición y amor por la naturaleza con las que contribuyeron a humanizar la Arquitectura Moderna. Pero de esta experiencia, uno de los temas que nos dejó más huella, fue el trabajo con las texturas en los paramentos de los edificios que proyectaban. Bajo la luz del verano nórdico, los materiales usados por Alvar, Aino y más tarde Elissa Aalto, adquieren un protagonismo espacial que nos sedujo profundamente.

Este viaje coincidió en el tiempo con el proyecto de nuestra casa. Al volver introdujimos dos matices que no teníamos previstos, la utilización del ladrillo visto pintado en blanco y el empleo de la madera en el techo utilizando tableros de okume.

#textura #calidez

Fig.1 . Reforma de una vivienda en Vistabella (2006) Fotografía: David Frutos

El tablero en el techo junto al parquet industrial provocan una sensación envolvente que en combinación con la abundante luz natural de la casa ofrece una gran calidez espacial. Para armonizar la madera de okume utilizada en tableros de 2,4×0,6m con el vibrante roble dispuesto en tabillas de 2x40cm del suelo, utilizamos los mismos barnices en ambas superficies. El resultado final nos cautivó desde el primer momento y tumbarnos a observar los dibujos producidos por la naturaleza es aun hoy una de esas experiencias que hacen de nuestro hogar un refugio en el que recuperar la energía cotidiana.

#mutabilidad #vida #sostén #versatilidad #maleable

Fig.2 . Casa para tres hermanas (2014). Fotografía: Mub fotos

Unos años más tarde tuvimos la oportunidad de realizar la “casa para tres hermanas”. En este caso, la formidable vitalidad de las promotoras unida a la búsqueda de la integración paisajística y la economía de medios nos puso en brazos de la madera.

El revestimiento exterior de madera daba respuesta simultánea a cuatro intereses planteados a nivel de proyecto (estético, ambiental, constructivo y funcional) y eso nos animó a todos (promotores y proyectistas) a asumir ciertas incertidumbres que planteaba la elección como envolvente de las ecotraviesas de Pinus Radiata.

En este contexto rural, la tradición constructiva nos hablaba de materiales naturales con cierta rudeza, del color de la tierra y de las formas compactas. Partiendo de esta tradición, el deseo de todos nosotros era el de fundirnos en el paisaje con una casa que de alguna forma fuera capaz de reaccionar y construirse como objeto en relación a la orientación, al paso del tiempo y al cambio de las estaciones… En definitiva buscábamos un edificio en el que el trabajo final lo realizaran el discurrir de los años y la acción de los agentes atmosféricos. Aunque en ese contexto la madera escogida no formaba parte de la tradición arquitectónica local, sí se encontraba en los postes de muchos vallados agrarios y su aplicación como revestimiento cumplía con los objetivos planteados.

Fig.3 . Casa para tres hermanas (2016). Fotografía: Denis Gilbert

También era un anhelo compartido con las promotoras hacer una casa respetuosa con el medio ambiente. Para ello y en un escenario de economía de medios, apoyarnos en las lecciones de la arquitectura vernácula (orientación, inercia térmica, ventilaciones cruzadas, protecciones solares, etc.) para complementarlas con soluciones constructivas contemporáneas como la fachada ventilada, el uso de buenos aislamientos o la eliminación de los puentes térmicos nos pareció un camino sensato. Además el empleo de la madera en el exterior atornillada sobre rastreles, nos permitía resolver de forma sencilla todo un abanico de situaciones ligadas a la envolvente de la casa (particiones, celosías, soportes, …) y potenciar los efectos favorables de la masa térmica con un aislamiento continuo por el exterior entre la hoja cerámica y la madera.

Fig.4. Casa para tres hermanas (2012). Fotografía: David Frutos

Por último, una de las cualidades más destacable de la madera utilizada en la casa para tres hermanas es su maleabilidad. Estas rudas traviesas de pino sostienen con naturalidad la multitud de situaciones a las que la vida cotidiana las somete. Toldos, pantallas para el cine de verano, cables que sostienen una parra, canastas de baloncesto, todo es atornillado y desatornillado con facilidad haciendo a la casa cómplice de un habitar jubiloso.

Video. https://youtu.be/SkQY0cfZ1f4 Fotografía: David Frutos.

#brillo #tacto #luminosidad #color

Uno de los últimos proyectos en el que hemos empleado la madera de forma especialmente intensa ha sido la reforma de la casa P+M. Aquí su cualidad estética adquiere un significado especialmente sensorial. Esta vivienda recoge el deseo de una pareja por disfrutar de la cálida luz mediterránea. La madera lacada en blanco con la que se revisten la mayoría de las paredes hace que esa luz reverbere con mayor intensidad bañando así todos los espacios con una acogedora luminosidad.

Fig.5 . Casa P+M (2017) Fotografía: David Frutos

Por otro lado, los habitantes de esta vivienda también nos habían hablado de las sensaciones que les provocaba andar en suelos de madera o sobre el tacto de una buena mesa de trabajo. El relato de sus percepciones fue tremendamente inspirador. De hecho nos gusta mucho trabajar con este tipo de argumentos sensoriales que nos brindan los clientes y que hacen muy personal el resultado, adaptándose funcional y emocionalmente a las personas. En este caso esa relación con la madera nos hizo pensar en la posibilidad de potenciarla. Es por esto que la madera del suelo se extiende por la pared e incluso el techo ahondando en su calidez no solo visual sino también táctil.

Fig.6 . Casa P+M (2017). Fotografía: David Frutos

#complicidad

Para finalizar esta introducción a nuestra forma de proyectar con madera no queremos dejar de hablar de la complicidad creativa que se produce con los oficios que la trabajan. Colaborar con los carpinteros en cuya habilidad nos apoyamos para construir formas, es un ejercicio que nos ha ofrecido grandes momentos de sintonía en la obra. Son pequeñas acrobacias que se hacen porque ves que hay unos ojos que brillan con el reto y unas manos dispuestas a recogerlo.

Fig.7 . Escalera de E+R (2016). Fotografía: David Frutos

#textura #calidez #mutabilidad #vida #sostén #versatilidad #maleable #brillo #tacto #luminosidad #color #complicidad

Editores del post: Maderayconstruccion 

Si te gustó el post, estaría genial que lo compartas en tus redes sociales.
A su vez, te animamos a seguirnos en las redes:
Maderayconstruccion en TWITTER
@Maderayconstruc
 Maderayconstruccion en FACEBOOK
Blancafort - Reus

    1 Comment

  1. Lúcida reflexión sobre el ‘oficio del arquitecto desde el oficio’. Siempre me interesó el perfil de los grandes Maestros del Movimiento Moderno desde el punto de vista de su camino hacia la Arquitectura. En Corbu y en Mies, por ejemplo, hay una trayectoria muy ligada a la materialidad de las cosas, que luego se refleja en su obra.
    Qué bueno sería que en las Escuelas se fomentara la existencia de talleres de construcción, para que los estudiantes se curtieran en la aventura de trasladar a la realidad las ideas del papel, replicando experiencias como las que contáis en el post…

    Responder

Comentar título